martes, 31 de marzo de 2009

El Chicle - 5 años de contaminación.


Un trozo de chicle masticado se convierte por acción del oxígeno, en un material súper duro que luego empieza a resquebrajarse hasta desaparecer. El chicle es una mezcla de gomas de resinas información fue proporcionada por el Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable de México.

¿Sabían que las manchas de chicle en el suelo, o sea esos lunares negros que vez en las aceras, pueden provocar neumonías en los seres humanos? Pero ¿Cómo?

Los niños jugando sobre ellas y llevándose los dedos a la boca Análisis realizados sobre muestras de chicles en el pavimento demuestran que pueden contener más de 50.000 gérmenes por miligramo. Lo peor es que no se desintegran fácilmente y permanecen pegados a los ladrillos durante años. Articulo publicado por Diario El Mundo de España.

La facultad de algunos materiales de reintegrarse a la tierra por acción de la naturaleza es lo que se llama biodegrabilidad. Los chicles no están en la categoría de Biodegradables y tal vez no es un gran impacto que causen al medio ambiente en un corto plazo o tal vez no sean tan dañinos para nuestros dientes como todos creemos, pero hay otros efectos que también se clasifican como contaminación y el ejemplo que creo es el que mas se acerca a todos nosotros es el clásico: “Chicle pegado en los pantalones”, que causa una mancha casi imposible de quitar, además también se pueden pegar en nuestro cabello lo cual causa un terrible y mal llamado “Chajaso” en el corte de cabello y lo último que podría mencionar es la mala imagen que causan a nuestros suelos, cuartos de baños, pupitres y escritorios de centros de estudio etc.

SOLUCIONES, Gummy Bin, reciclando chicles
A primera vista sorprende que una empresa tan seria como Straight, que lleva más de 10 años suministrando contenedores urbanos de reciclaje en el Reino Unido, apueste por esta simpática cajita de colores con forma de oso. Más, cuando nos enteramos de que está destinada al reciclaje de chicles usados.
Pero lejos de lo anecdótico, aseguran que instalando Gummy Bin (así es como se llama el invento) en las grandes ciudades podría recuperarse el 75% de las gomas de mascar que normalmente acaban en la acera, pegadas en las paredes o en las suelas de los zapatos.

Entre las innumerables ventajas de esta papelera de reciclaje estaría reducir el coste de limpieza urbana que se emplea en despegar chicles del suelo y por supuesto, utilizar la goma recuperada para la creación de sistemas de riego para campos de fútbol, por ejemplo.

Por R@N@, http://ranasanasinalcohol.blogspot.com/